Pashima accesorio básico

De algodón, lana, cachemir o viscosa la pashima se ha convertido en un accesorio imprescindible para complementar cualquier outfits a lo largo del día. La pashima es un complemento de gran utilidad porque nos permite incorporar la estampa o tono de moda y unificar colores o tejidos.

Se destaca por su multifuncionalidad ya que puede utilizarse como un complemento para resaltar la zona del cuello y los hombros, llevarse como pareo en un clima cálido o utilizarse como abrigo en temporadas invernales.

Se recomienda que al elegir una pashmina se tenga en cuenta el material ya que los tejidos gruesos como la lana  aumentan el volumen corporal y son indicados para siluetas delgadas. Los materiales livianos  como la viscosa, funcionan para cualquier silueta y se pueden lucir cerca del cuello.
Elegir el color apropiado es clave para iluminar el rostro y crear armonía. En pieles frías que son más opacas o tienden a verse amarilla o verdosa los tonos puros como azul eléctrico, rojo o violeta serán más favorables, en cambio en piles cálidas que suelen verse rosadas o aduraznadas los tonos pasteles serán los más favorables.

Deja un comentario