La imagen personal en la adversidad

Todos estamos expuestos y podemos padecer una enfermedad que comprometa seriamente nuestra salud, provocando que nuestra autoestima se vea afectada directamente con una crisis de autoimagen que nos provocan sentimientos de incapacidad.
La enfermedad provoca vulnerabilidad, especialmente si es crónica, comprometiendo seriamente nuestra calidad de vida y estado emocional. Frente a esto cuidar de la  imagen personal se convierte en un recurso para sanar, ayudando a desterrar la autoestima  negativa, percibiéndonos más allá de nuestros conflictos.
Vernos bien fortalece nuestra autopercepción, ayudándonos a deshacernos de la actitud pesimista que paraliza y deteriora. Si estas luchando contra una enfermedad o acompañas a una persona querida en este difícil momento recordá que verse bien provoca bienestar emocional, y es este el sentimiento que debemos priorizar en momentos de dolencias.




“La semilla de la enfermedad puede florecer y crecer silenciosamente. Pero son nuestros pensamientos, sentimientos y actitudes, el abono que le permite afianzar sus raíces y extender sus ramas con mayor fortaleza”. Silvia Russek.
Categorías: MC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s