La belleza no tiene edad

Sentirse diferente, pleno, seguro, capaz, son algunas de las características de las personas más longevas quienes otorgan un sentido a todo lo que realizan en la vida desarrollando emociones positivas a lo largo de su vida.
El sentirse bien con uno mismo es algo más que simplemente sentirse a gusto porque implica esfuerzo, disciplina y constancia para mejorar nuestra estimación personal día a día.
Marta tiene 103 años, fue docente, lee, hace gimnasia y es un placer escuchar sus experiencias de vida que demuestran que para sentirse plena y bella no hay límite de edad.

Categorías: MC

Deja un comentario